Envío gratis a España Peninsular a partir de 39 €*. Más información

Cerrar

Estimuladores De Próstata

Estimuladores De Próstata

Filtrar por

Tamaño

Tamaño

Marca

Marca

Material

Material

Modo de carga

Modo de carga

Color

Color

Resistente al agua

Resistente al agua

Mando a distancia

Mando a distancia

 

Filtros activos

Estimuladores De Próstata

 

 

Aunque no lo creas, la estimulación de la próstata es una práctica milenaria que tenía efectos terapéuticos en la antigüedad. Los taoístas utilizaban sus dedos para  estimular esta glándula masculina y ayudar así a un mejor rendimiento sexual. Hoy en día se sigue recurriendo a ella, solo que de manera más segura y “sofisticada” gracias a los estimuladores prostáticos.

 

¿Qué es un estimulador prostático?

El estimulador de próstata es un juguete sexual diseñado para los hombres que desean consentir su punto P (glándula situada al interior del recto). Con o sin vibraciones, es un accesorio erótico primordial para explorar los recónditos placeres del sistema reproductor masculino.

 

Próstata, ¿qué es?

La próstata es una glándula perteneciente al sistema de reproducción en los hombres. Su tamaño es el de una nuez (7 a 8 cm, aprox.), se ubica debajo de la vejiga y en paralelo al recto. Su función cumple varios roles:

 

  · Ayuda a la producción del semen, aumentando el volumen y las posibilidades de fecundación
  · Aporta enzimas a los espermatozoides para una mejor movilidad
  · Produce placer durante la relación sexual
  · Beneficios de estimular la próstata

 

Además de su uso sexual, con el fin de intensificar los orgasmos, la estimulación de la próstata tiene también una connotación terapéutica para tratar problemas como:

 

  · La disfunción eréctil
  · La eyaculación precoz o dolorosa
  · Inflamación de las vías urinarias
  · La incontinencia
  · La prostatitis

 

El uso de un estimulador prostático está prohibido cuando se trata de un cáncer de próstata o de una infección aguda, pues puede que promueva la dispersión de la patología. 

 

¿Cómo utilizar un estimulador prostático?

Tengas o no experiencia en la penetración anal, lo fundamental es que escuches tu cuerpo y sigas tu propio ritmo. En Jaloo hemos determinado 8 etapas a seguir para utilizar un estimulador prostático:

 

  1. Empieza por la limpieza: limpia tu zona anal con la ayuda de un enema. Limpia también tu estimulador de próstata.
  2. Relájate: toma el tiempo que sea necesario para sentirte listo y para que tu excitación haga presencia.
  3. Elige la posición adecuada: ya sea que te pongas en “cuatro”, en cuclillas o acostado, asegúrate de adoptar una posición cómoda y ergonómica.
  4. Lubrica tu zona: no dudes en usar y hasta abusar de un lubricante a base de agua. Utiliza lo que necesites antes y durante el proceso.
  5. Inserta tu estimulador: hazlo suavemente dirigiendo la punta encorvada hacia el interior. Detente si sientes molestias o dolor.
  6. Contrae tus músculos: para estimular la glándula prostática y disfrutar de tu juguete al máximo, puedes contraer ligeramente los músculos del esfínter.
  7. Retira el estimulador de manera suave y con delicadeza.
  8. Por último, limpia bien tu juguete anal con agua o con un limpiador de juguetes sexuales.

 

¿Con ganas de probar la experiencia? En Jaloo tenemos varios modelos de estimuladores prostáticos para que te aventures al placer anal.