Envío gratis a España Peninsular a partir de 39 €*. Más información

 

Filtros activos

Consolador Para Hombres | Realista, Vibrante o XL | Jaloo

 

 

Los dildos o consoladores anales son uno de los juguetes más buscados y deseados para disfrutar de una penetración sin límites ni fin. Si deseas disfrutar de este placer, descubre todos los dildos que tenemos disponibles en Jaloo.

 

¿Qué es un dildo?

El dildo (por su nombre en inglés), o consolador, por su nombre en español, es un juguete sexual con forma de pene creado para estimular la vagina o el ano. Su uso es frecuente tanto en chicos y chicas, gracias a sus texturas, formas y colores, así como a su inmediata disponibilidad e incansable satisfacción.

 

¡Atrás quedaron los orgasmos a medias o el cansancio de tu hombre!, el dildo es el juguete erótico ideal para ti. 

 

Dildos, ¿para quién?

Una de las ventajas de los dildos reside en la facilidad de adaptación a todas las preferencias sexuales. Seas una persona con pene o con vagina, siempre habrá una muy buena razón para explorar tus zonas erógenas gracias a la ayuda de este sex-toy. 

 

El consolador para la penetración vaginal

Para aquellas chicas que buscan la estimulación de su punto G, el consolador es el mejor juguete para obtener inolvidables sensaciones. Este accesorio erótico abre la posibilidad de descubrir las zonas más sensibles a los estímulos, llevándolas a orgasmos intensos. 

 

Para alcanzar el punto G, Jaloo te recomienda los dildos de la marca Real Fantasy, 8 chicos de formas, texturas y tamaños diferentes que te harán olvidar el estrés del día.

 

Diferencias entre consolador y vibrador

A menudo, se suelen confundir estos dos juguetes por su similitud y funciones. Los dos están destinados para la penetración, ya sea anal o vaginal, pero lo que los diferencia es el modo de uso. Los consoladores se utilizan de forma manual, haciendo que controles la intensidad y los movimientos, y lo mejor, aportando mayor discreción. 

 

Por su parte, los vibradores poseen un motor o baterías internas que te permiten obtener placer de manera automática, variando las intensidades y las vibraciones. 

 

El consolador para la penetración anal

Aunque aún hoy existan algunos tabúes respecto al placer anal, son cada vez más los hombres y mujeres que se deciden a explorar las profundidades de su cuerpo con la ayuda de un consolador. 

 

Si eres principiante en esto de la penetración anal, te aconsejamos elegir un dildo de talla pequeña, el cuál deberás usar con un lubricante anal, para que la experiencia sea más agradable. Puedes empezar, por ejemplo, con el dildo realístico de 13 cm de la marca King Cock, el cual podrás fijar en una superficie plana gracias a su ventosa.

 

Ahora, si haces parte de los más experimentados, un consolador imponente sabrá darte la satisfacción esperada. Elige uno (o todos, si deseas coleccionarlos) de los dildos XL de la marca Hung’r. ¡Hasta 36 cm de puro placer!

 

 ¿Por qué optar por un dildo?

Muchas son las razones por las que este accesorio erótico no puede faltar a la hora de una satisfacción plena. Estos juguetes sexuales se dirigen a todos los gustos y sexualidades, por lo que elegir un dildo te asegurará:

 

- Independencia sexual

- Placer sexual a todo momento

- Bienestar mental, gracias a los orgasmos provocados

- Descubrimiento de tu cuerpo o el de tu pareja, así como de las zonas erógenas

- Entre otras.

  

¿Cómo elegir el dildo perfecto?

En nuestra tienda Jaloo encontrarás una amplia variedad de consoladores: realísticos, XL, con ventosa; con formas y tamaños diferentes, simples o dobles, etc. Para que puedas elegir el que mejor te va, es importante que tengas en cuenta aspectos como:

 

- El tipo de penetración que prefieres, suave o intensa; o

- La sensibilidad de tu punto P o G, según tu caso

 

Establecido esto, puedes entonces hacerte preguntas como:

 

- ¿Me gustan los penes grandes o pequeños?, ¿qué forma me gusta más?

- ¿Quiero usar el consolador para masturbarme o para jugar con mi pareja? 

- ¿Me gustaría usar el consolador para la penetración vaginal o para el sexo anal? 

 

Una vez hayas determinado tus preferencias y puesto sobre la mesa tus inquietudes, te será más fácil de elegir el juguete perfecto para ti. 

  

Tipos y materiales de los consoladores

En la mayoría de tiendas eróticas encontrarás todo tipo de juguetes para penetración clasificados como consoladores y dildos. Destinados por los hombres para el sexo anal, los puedes encontrar en las siguientes categorías:

  

Dildos realistas: o consoladores realísticos, como se les conoce, son los que tienen forma de pene real. Los hay con venas, glande y testículos, así como textura efecto piel, para una sensación más próxima a la realidad.

 

Consoladores dobles: se trata de los consoladores que permiten la doble penetración, ya sea simultánea (vagina y ano de una misma persona), o la estimulación de varias personas a la vez.

 

Con ventosa: este tipo de dildo te permite disfrutar sin necesidad de utilizar tus manos, ya que se puede fijar en cualquier superficie lisa, para que descubras nuevas posiciones. 

 

Dildos grandes: diseñados para aquellos a los que les gusta lo extremo y donde el tamaño sí importa. Este tipo de consolador promete orgasmos súper intensos que no se pueden conseguir con un juguete de menor tamaño. 

 

Dildos con correa: conocidos también como consoladores con correa o strap-on. Es un juguete empleado, principalmente, por parejas lesbianas, aunque las parejas heterosexuales optan cada vez más por ellos con el fin de variar el placer y descubrir nuevas sensaciones. 

 

La mayoría de los dildos son fabricados en silicona, ya que su durabilidad es mayor y son respetuosos con el cuerpo y la piel. A estos dildos se les conoce como consolador de gelatina, ya que son muy flexibles y sus sensaciones son suaves y delicadas.

 

Otro de los materiales que predominan en el mundo de los consoladores es el TPE o TPR. Los encuentras en los dildos realísticos

 

¿Cómo utilizar un consolador?

 

Empieza por relajarte

Aunque este juguete sexual sea fácil de utilizar tanto en las preliminares como en tu momento de placer a solas, es importante que estés relajado y escuches tu cuerpo, o el de tu pareja, si deseas utilizarlo con él/ella. 

 

No olvides lubricar la zona

Comienza preparando la zona íntima con caricias, ayudándote de productos como aceites para masajes o lubricantes a base de agua. Si lo que quieres penentrar es la zona anal, prefiere un lubricante a base de silicona, siempre y cuando tu dildo no sea de este material, ya que no son compatibles y puede deteriorar tu jueguetito.

 

Inserta el consolador

Cuando sientas que estás listo/a, introduce el consolador suavemente y déjate invadir por las sensaciones que este te procura. Si no sientes dolor, empieza suaves movimientos de va y viene, como lo harías con una penetración real. Juega con la rapidez, la intensidad, las posturas, entre otros para darle prioridad a tu nivel de excitación. Puedes elegir, por ejemplo, un consolador vibrador que acaricie tu clítoris, si eres una mujer, o estimule tu punto P (si eres un hombre) con sus vibraciones.

 

Consejo de Jaloo

Si el consolador que elegiste tiene una ventosa, cuentas con la ventaja de liberar tus manos y disfrutar al máximo. Fíjalo en el suelo o en la superficie de tu elección y penetra tu zona con delicadeza, para luego darle rienda suelta al placer.

 

Cuidados de los consoladores

Para que el tiempo de vida de tu dildo se prolongue y puedas disfrutar de él durante más tiempo y con toda seguridad, es importante que le des los cuidados y limpieza necesarios.

 

Es importante que antes y después de utilizarlo, lo laves con agua tibia y un poco de jabón neutro, para no alterar tu pH. Esto evitará que gérmenes o bacterias se apoderen de tu precioso accesorio íntimo. Para completar la limpieza, puedes rociar un poco de limpiador especial para sextoys, que cuidará y desinfectará el material. Puedes probar el limpiador HOT Bio, con olor a toronja, que dará un poco de frescura a tus juguetes eróticos.

 

Después de una minuciosa limpieza de tu consolador, sécalo con un paño o toalla limpios y guárdalo en un lugar seco. Algunos de estos accesorios incluyen una funda o bolsa adecuadas para su almacenamiento, así que no dudes en emplearlos para conservarlo por más tiempo.