Envío gratis a España Peninsular a partir de 39 €*. Más información

Cerrar

Realistas

Realistas

Filtrar por

Uso

Uso

Tamaño

Tamaño

Marca

Marca

Disponibilidad

Disponibilidad

Material

Material

Modo de carga

Modo de carga

Color

Color

Resistente al agua

Resistente al agua

Compatible con arnés

Compatible con arnés

Mando a distancia

Mando a distancia

 

Filtros activos

Realistas

 

 

¿Qué es un dildo realista?

Los consoladores realísticos son juguetes eróticos con formas de pene real. Existen modelos que representan incluso los testículos, las venas y el glande, para una sensación más natural. 

 

La mayoría de estos dildos poseen una ventosa, para que liberes tus manos. Así mismo, hay quienes pueden eyacular, lo que hará que tu experiencia sea aún más realista. 

 

Ventajas de un dildo realista

Elegir un dildo realista significa tener las mejores opciones de disfrute y placer al alcance de la mano. Veamos todo lo que puedes hacer con este juguetito:

 

Masturbarte sin las manos

¿Has visto que la mayoría de los consoladores realísticos poseen en su base una ventosa (suction cup)? Pues bien, esto se debe al hecho de que en una penetración real, tus manos no están ocupadas en el miembro, sino en estimular otras zonas íntimas. Con un dildo realístico con ventosa podrás simular una felación real. Solo basta fijarlo en alguna superficie lisa y disfrutar de la masturbación con las manos libres.

 

Penetrar con la ayuda de un arnés

El arnés sexual o strapon (por su nombre en inglés) es utilizado con frecuencia por parejas lésbicas o por aquellos dúos a los que les gusta el pegging (penetración anal masculina ejercida por una mujer con la ayuda de un sex toy). El dildo realista con strapon se usa en pareja y ofrece la posibilidad de siempre mantener la erección.

 

Hay modelos en los que el pene es hueco, con el fin de que el hombre pueda ingresar su miembro viril. Si deseas probar Strap-on dildo, te recomendamos el de la marca Lux Fetish, que incluye un mando a distancia para que controles las vibraciones. 

  

Eyaculación casi real

Como lo mencionábamos anteriormente, existen modelos realistas que pueden simular una eyaculación. A estos juguetes se les conoce también como dildos de esperma. Puedes llenarlos de agua o de cualquier líquido que desees, siempre y cuando sea seguro para tu cuerpo, y disfrutar de una penetración casi real. Te invitamos a probar el consolador realista eyaculador Squidy, de la marca Like True; ¡te sorprenderá!

 

Características para elegir un dildo realista

Con la inmensidad de referencias de consoladores reales que existen en el mercado, es importante tener en cuenta algunos aspectos para elegir el mejor:

 

- La textura: debes asegurarte que los detalles de tu dildo corresponden a los de un pene real, como las venas, los testículos y el glande. 

 

- El tamaño: este aspecto dependerá de tus preferencias, pero podrás encontrar penes realistas que van desde los 15 cm hasta los 36 cm. 

 

- El material: según las sensaciones y la flexibilidad que quieras conseguir, en Jaloo encontrarás dildos realistas hechos de silicona, PVC y TPE. 

 

- Resistente al agua: algunos de los modelos de consoladores realísticos te permiten jugar con ellos bajo la ducha o en la bañera. Elige aquellos que sean resistentes a las salpicaduras y a la inmersión. 

 

¿Cómo usar un dildo realista?

Si es la primera vez que vas a usar un dildo realista, lo mejor es que encuentres un espacio de relajación donde puedas estar tranquilx y lo suficientemente excitadx. Cuando ya lo tengas, sigue los siguiente pasos:

 

1. Aplica una generosa cantidad de lubricante a base de agua en la zona que quieres penetrar (vagina o ano). Hazlo también en el grande del dildo, para conseguir un mejor deslizamiento.

 

2. Adopta la posición que mejor te va. Inserta el consolador suavemente hasta que toque tu punto máximo de placer y ¡disfruta!

 

3. Si tu deseo es usar este dildo para una masturbación anal, asegúrate de haber preparado tu zona previamente. Para esto, puedes insertar uno o dos dedos con el fin de estimular el ano y prepararlo para una penetración más amplia.